DIGITYPE: mecanografía

BASADO EN EL MÉTODO LIÉBANA

La mecanografía es una habilidad esencial en el mundo moderno, y un curso de mecanografía puede ser la clave para dominarla. En la era digital, donde la comunicación se realiza en gran parte a través de dispositivos electrónicos, la capacidad de escribir de manera rápida y precisa en un teclado se ha convertido en una necesidad. Los cursos de mecanografía no solo te ayudan a mejorar tu velocidad de escritura, sino que también te enseñan a hacerlo con precisión, minimizando errores tipográficos que pueden afectar tu trabajo y tu comunicación en línea.

Aprendizaje Estructurado

Uno de los beneficios más destacados de tomar un curso de mecanografía es la estructura que ofrece. Estos cursos suelen comenzar desde los fundamentos, enseñándote la disposición de las teclas en el teclado y proporcionándote ejercicios prácticos para desarrollar gradualmente tus habilidades. La instrucción estructurada te permite aprender de manera efectiva y seguir un progreso medible a medida que avanzas en el curso. También te ofrece la oportunidad de abordar y corregir malos hábitos de escritura que podrías haber adquirido previamente.

Aumento de la Eficiencia y Productividad

Uno de los resultados más evidentes de completar un curso de mecanografía exitosamente es el aumento de la eficiencia y la productividad en tus tareas diarias. Al aprender a escribir sin mirar el teclado y a mantener una velocidad constante, puedes completar tareas de escritura más rápido, ya sea que estés redactando informes, correos electrónicos o trabajando en proyectos académicos. Esto no solo te permite ahorrar tiempo, sino que también reduce la fatiga y la tensión en tus manos y muñecas, lo que es especialmente importante para aquellos que pasan mucho tiempo frente a un teclado.

Mejora de las Oportunidades Laborales

Además de los beneficios personales, un curso de mecanografía puede abrir nuevas puertas en términos de oportunidades laborales. En muchas profesiones, especialmente en trabajos de oficina, la velocidad y precisión de escritura son habilidades altamente valoradas. Tener un título o certificado de un curso de mecanografía puede destacarte entre otros candidatos y mejorar tu perfil profesional. También es fundamental si estás considerando trabajos que requieran transcripción de audio, periodismo, redacción técnica o cualquier tarea que involucre una entrada rápida y precisa de datos. En resumen, un curso de mecanografía es una inversión que puede beneficiarte tanto en tu vida cotidiana como en tu carrera profesional.

Digitype: el curso de mecanografía definitivo

Digitype es el único método mecanográfico informatizado en el mercado, que ofrece la posibilidad real de trasladar su aplicación a una tablet, previa formación en teclado informatizado. Solo desde una metodología experta es viable la transición y adaptación a este soporte.  Digitype es el único curso de mecanografía online que garantiza el manejo y dominio de un teclado informático, sin límites de velocidad. Una media de entre 350 y 400 p.p.m. y un margen de error inferior al 2%, adaptable a cualquier soporte digital. Está basado en el prestigioso Método Liébana, avalado por la Federación Mecanográfica y Taquigráfica Española, especializada en la enseñanza mecanográfica durante 50 años.

FLEXIBILIDAD

Podrás practicar tantas horas como quieras y desde cualquier dispositivo

AULA DE PRÁCTICA

Accede a un teclado virtual donde practicar  los ejercicios

VIDEOS

Tendrás  a tu disposición 20 videos en alta calidad de cada una de los ejercicios

MEJORA CONTINUA

Con Digitype irás viendo, en todo momento la progresión de tu aprendizaje

MATERIAL

El curso tiene material adicional con el que podrás profundizar en tu formación

EVITA LESIONES

Aprende a escribir de una manera correcta y evita lesiones

Temario

Échale un vistazo a todo lo que vas a aprender con digitype, comprobarás que es el mejor curso de mecanografía del mercado.
Pero también es importante una buena higiene postural para evitar esas frecuentes lesiones, por lo que hemos creado un bloque exclusivo sobre una correcta posición a la hora de sentarte y cómo colocar tus manos en el teclado.

Nociones básicas que deben aplicarse para el uso correcto ante un teclado y pantalla de ordenador.

En este bloque se explican las pautas fundamentales que se deben ir aplicando y asentando durante la ejecución de todos los ejercicios del método. Si el alumno aplica correctamente estas pautas, así como la ejecución de los ejercicios de este método, su velocidad solo se verá limitada por el tiempo que dedique a su practica mecanográfica.

Repetición posiciones fila dominante

En este ejercicio comenzamos a asentar las pautas fundamentales del método. Empezamos a fortalecer los dedos e interiorizamos a qué tecla de la fila superior le corresponde la pulsación de cada dedo.

Primer contacto con el teclado en el que se empiezan a poner en práctica las pautas fundamentales del Bloque I, en cuanto a la base del método y asienta la correspondencia de los dedos, con sus respectivas posiciones en la fila dominante (fila superior), así como el movimiento que éstos deben realizar en la ejecución del ejercicio en orden correlativo de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. Fortalecimiento de los dedos y ritmo.

Enlace fila dominante

Enlace de la fila superior. En este ejercicio aprendemos la distancia correlativa de una tecla a otra en la fila superior del teclado, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, al tiempo que seguimos asentando con la práctica la aplicación de las pautas fundamentales iniciadas en el Ejercicio 1. Se afianza la fluidez del movimiento de los dedos realizado en el ejercicio anterior con una sola pulsación en lugar de 5 repeticiones.

Coordinación y distancia entre teclas

Este ejercicio es básico, ya que en el tomamos conciencia de que nuestra «guía» en el teclado no es una referencia fija o estática, sino que, por el contrario, está siempre en movimiento. Así mismo, también es fundamental para asentar las distancias de cada una de las teclas de la fila superior al resto de teclas de la misma fila, destacando que esta distancia es la misma en la fila media e inferior.

 

Conlleva mayor dificultad que el primer y segundo ejercicio, ya que requiere no solo asentar las distancias manteniendo el ritmo y la fluidez, sino que también incorpora pautas de coordinación, manteniendo las pautas indicadas hasta este ejercicio. Por este motivo será normal y habitual cometer este tipo de fallos al principio, en tanto en cuanto el ejercicio se vaya asentando con la práctica.

Palabras de la fila dominante.

Primer ejercicio de palabras, en la fila superior, en el que el orden de ejecución ya no es correlativo sino aleatorio y cobra más importancia si cabe dejar el dedo en la última tecla pulsada, porque solo así conoceremos la distancia a la siguiente pulsación. Entra en escena el concepto de silabeo en el que deberemos sincronizar la lectura de las palabras de la plantilla del ejercicio con la escritura de las mismas, manteniendo las pautas asentadas hasta este ejercicio.

Enlace de la fila media

En este ejercicio volvemos al orden correlativo de ejecución en el patrón del ejercicio. Al igual que ya practicamos en el ejercicio 2, de enlace de la fila superior, en este caso lo haremos en la fila media, manteniendo la aplicación de las mismas pautas e indicaciones que en dicho ejercicio, haciendo hincapié en memorizar las nuevas posiciones de esta fila.

Palabras de la fila media

En este ejercicio, incidimos en la base asentada en el ejercicio 4, en el que se escriben palabras de forma aleatoria, sin seguir un orden correlativo, sino aleatorio, aplicado a la fila media, haciendo hincapié en preparar al alumno para una obviedad: la frecuencia de uso de la vocal «A» en nuestro idioma, que multiplica su presencia a diferencia del resto de vocales. Teniendo en cuenta que la letra «A» se pulsa con el meñique izquierdo y que, junto con el anular de la misma mano son los dedos que menos utilizamos y que en general están menos tonificados, resulta lógico que el foco de este ejercicio sea fortalecerlos y prepararlos para conseguir la misma destreza y habilidad en esta fila, que en la fila superior.

Enlace fila dominante con fila media

En el ejercicio 7 asentamos el enlace de la fila superior con la fila media. La importancia de este ejercicio radica en asentar las distancias entre estas dos filas, ejecutando correctamente el movimiento, puesto que ya conocemos tanto la posición de cada letra, como el dedo que le corresponde. En el momento en que alcancemos cierta fluidez estaremos preparados para pasar al siguiente ejercicio.

 

Realizaremos este ejercicio en dos partes, la primera enlazando las filas de izquierda a derecha en dirección descendente y la segunda, de derecha a izquierda en dirección ascendente.

 

Palabras fila dominante y fila media. Parte I y Parte II

La clave para asentar este ejercicio radica en la importancia de quedarse en la última tecla pulsada, para utilizarla de referencia y de este modo, conocer la distancia a la siguiente pulsación. Al igual que en los ejercicios de palabras 4 y 6, iremos pulsando las teclas sincronizando las pulsaciones con la lectura de las sílabas y al finalizar la lectura y escritura de la última sílaba, dejaremos el dedo sobre la última tecla pulsada a modo de guía. La única diferencia será hacerlo combinando dos filas en lugar de una.

Enlace fila inferior

Al igual que ya practicamos en los ejercicios de enlace 2 y 5 de la fila superior y media, en este caso lo haremos en la fila inferior, manteniendo la aplicación de las mismas pautas e indicaciones que en dichos ejercicios, haciendo hincapié en memorizar las nuevas posiciones de esta fila, y sobre todo en no perder la referencia de la última tecla pulsada, ya que es en esta fila donde más riesgo se corre de perder la guía.

Cabe destacar la presencia de signos auxiliares simples al final de esta fila, que no requieren usar el bloque de mayúsculas.

Enlace de la fila dominante, fila media e inferior

Siguiendo la lógica progresión de los ejercicios de este método, damos un paso más desde el enlace de la fila superior y media (ejercicio 7) añadiendo una fila, la inferior.

 

Habiendo realizado correctamente la práctica del ejercicio 7, solo tendremos que añadir una fila a este enlace, en orden correlativo de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, manteniendo las mismas pautas explicadas, tanto en el ejercicio 7 como en este mismo ejercicio, en cuanto a patrones de combinación, ritmo y guía.

Palabras de enlace de las tres filas. A

En este ejercicio llegamos a la primera práctica mecanográfica que enlaza las tres filas del teclado en orden aleatorio. Su ejecución se facilita tanto por la selección de palabras del ejercicio, que favorece el movimiento y la velocidad de ejecución entre las tres filas, como por su repetición durante toda la línea de texto, perfeccionando así el movimiento. Con este ejercicio comenzamos a asentar las distancias entre las tres filas.

Palabras de enlace de las tres filas. B Parte I y Parte II

Siguiendo el orden de progresión y con la base del ejercicio anterior, en este ejercicio las combinaciones a realizar serán más complicadas, aunque necesarias para perfeccionar las distancias entre las tres filas principales del teclado: superior, media e inferior, enlazándolas formando palabras (en orden aleatorio), insistiendo tanto en la sincronización de la lectura con la escritura, como en la importancia de no perder la referencia de la última tecla pulsada.

Bloque Técnico – Acentos: Parte I

Comenzamos la parte más técnica del método, con el primero de tres ejercicios, en los que asentamos una parte fundamental en la escritura de nuestro idioma: los acentos. En nuestro teclado el acento es una tecla «muerta» que debemos pulsar con anterioridad a la vocal, sobre la cual recae dicho acento, por lo que primero pulsaremos el acento y después, la vocal correspondiente.

 

Debido a la complejidad de su pulsación, se requerirá la repetición del mismo movimiento en cada vocal acentuada cinco veces, hasta la correcta ejecución del mismo.

Bloque Técnico – Acentos: Parte II

La clave para realizar con éxito este ejercicio, será haber repetido y ejecutado correctamente el ejercicio anterior, en el que teníamos la oportunidad de perfeccionar el movimiento repitiéndolo 5 veces. En este ejercicio solo dispondremos de una oportunidad, acentuando una sola vez cada vocal antes de pulsar la barra espaciadora, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, aplicando el resto de pautas que en el ejercicio anterior.

Bloque Técnico – Acentos: Parte III

En este ejercicio terminamos de perfeccionar la sección de acentos antes de pasar a acentuar palabras. El foco del mismo se encuentra en la coordinación y el perfeccionamiento de esta posición ya que deberemos combinar tanto vocales acentuadas como sin acentuar, junto con la barra espaciadora.

 

Siguiendo el mismo orden de las vocales, de izquierda a derecha y vuelta que, en los anteriores ejercicios, iremos leyendo y escribiendo las distintas combinaciones de vocales con acento y sin acento, a un ritmo tal que nos permita esta sincronización, hasta dominar el ejercicio.

Bloque Técnico – Palabras acentuadas: Parte IV

Superada la fase más técnica del método, pasamos ahora a formar palabras en orden aleatorio, en este caso acentuadas, manteniendo como hasta ahora la sincronización de la lectura con la escritura. Al finalizar la lectura y escritura de la última sílaba, dejaremos el dedo sobre la última tecla pulsada a modo de guía y una vez pulsada la barra espaciadora con el pulgar derecho sin perder la referencia de esa misma mano, pasaremos a la siguiente palabra, aplicando las mismas pautas.

Bloque Técnico – Mayúsculas

Durante su ejecución, deberás asentar y perfeccionar la pauta de mantener los meñiques (izquierdo o derecho) sobre la tecla de mayúsculas una vez pulsada, en tanto en cuanto no tengas que irte a otra posición. En consecuencia, deberás asentar nuevas distancias con ambas manos desde su respectivo bloque de mayúsculas: meñique de la mano izquierda desde su bloque de mayúsculas a cualquier posición de la mano izquierda y meñique de la mano derecha, desde su bloque de mayúsculas a cualquier pulsación de la mano derecha.

Bloque Técnico – Frases

De nuevo, ¡enhorabuena! Has llegado al último ejercicio de este método, en la que practicarás la transición a frases, así como la incorporación de los signos de puntuación simples que no requieren del uso del bloque de mayúsculas, que son: la coma, el punto y el guion (, . -).

Carrito de compra